¿Sabía que no todos los omega-3 son iguales?

Tipos de Omega-3:

ALA: Se encuentra en alimentos de origen vegetal, como nueces y semillas de lino. Sin embargo, el cuerpo no lo convierte con facilidad o del todo en EPA y DHA.

EPA y DHA: Se encuentran en alimentos de fuentes marinas y algas. Son los principales omega-3 que apoyan la salud del corazón, el cerebro y los ojos.

Los estudios demuestran que los Omega-3 EPA y DHA ayudan a mantener una presión cardiaca saludable y a regular los niveles adecuados de colesterol. Contribuyen con la función cognitiva, la visión y el desarrollo del cerebro, especialmente en los niños.

Lo ideal sería consumir EPA y DHA directo de los alimentos o una adecuada suplementación. Las mejores fuentes son: Pescado graso, como el salmón, la caballa, las sardinas, el pescado de aguas frías, el krill, las algas, o los suplementos de estas fuentes que sean de calidad. En algunos casos, los alimentos y bebidas que contengan EPA y DHA añadido.

Los adultos deberían ingerir entre 250 y 500 mg de EPA y DHA por día para mantener una salud adecuada. Eso equivale a dos porciones de pescado graso por semana, o un suplemento diario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *